Hoy voy a explicaros como es el tallaje de los sujetadores, algo que muchas mujeres no tienen claro y qué es importante a la hora de elegir un sujetador que se adapte perfectamente a nuestro cuerpo y sea lo más confortable posible.

Como sabéis, una talla de sujetador se compone habitualmente de dos “elementos”: una cifra y una letra. Básicamente, la cifra se corresponde al contorno y la letra a la talla del pecho, lo que llamamos la copa. Y, a modo de dato curioso, debéis saber que en la industria de la corsetería existen tallas de copa que van desde la A hasta la J.

La corsetería normalmente se rige por la talla francesa en casi todo el mundo, menos en Estados Unidos, Inglaterra e Italia que tienen sus propios tallajes. Por suerte, aquí estamos las profesionales para saber perfectamente qué talla es la que lleva unaa clienta, algo que nos piden a menudo en la tienda.

La copa nos indica si tenemos más o menos pecho respeto a la espalda. Por ejemplo, una copa B, que suele ser la talla estándar, indica que tenemos más o menos la misma dimensión de controno que de espalda. Cuanta más alta la letra, con una misma medida de espalda, más grande el pecho.

El contorno (izq.) y la copa (dcha.) son las dos medidas que conforman la talla de un sujetador.

En nuestra tienda de corsetería y lencería de Madrid, llevamos 40 años asesorando a las mujeres que nos visitan y determinando con ellas cuál es la combinación de copa y contorno que mejor se adapta a ellas. Y siempre damos con la talla perfecta. Y, si por alguna razón, uno de los parámetros no es estándar, también tenemos tallas especiales, grandes o pequeñas.

Por supuesto, tenemos una inmensa variedad de sujetadores en todos los modelos, colores y todas las tallas imaginables. Echa un vistazo a nuestra página web y descubre todo lo que tenemos para ti.